Uso apropiado de suplementos durante la pandemia por COVID 19

Blog Sanamed

fusion-medical-animation-EAgGqOiDDMg-unsplash

Inicialmente, sin síntomas de infección, el enfoque del uso de suplementos debe estar en aumentar la respuesta inmune para prevenir una infección. Podemos usar suplementos naturales, alimentos y hierbas con acciones inmunoestimulantes para esto.

Sin embargo, si se desarrollan síntomas, es recomendable cambiar el énfasis en acciones antivirales junto a estrategias para reducir la inflamación excesiva. Esto debido a que una vez que alguien ha sido infectado con SARS CoV-2, el cronograma de progresión de los síntomas es variable, las manifestaciones graves de las infecciones por COVID-19, tales como dificultad respiratoria, son extremadamente improbables dentro de los primeros días de infección y dada la imposibilidad de predecir quienes son susceptibles a la «tormenta de citoquinas», técnicamente llamada linfohistiocitosis hemofagocítica secundaria (SHLH), sería prudente enfocar el uso de hierbas, alimentos y suplementos  hacia aquellos que regulan la inflamación al tiempo que mantienen la reducción de la replicación viral evitando aquellos que podrían agravar el riesgo de un aumento de las citoquinas. Afortunadamente, la mayoría de los suplementos entran en esta categoría.

Los suplementos mencionados en Recomendaciones para fortalecer el sistema inmune: Suplementos y medicina natural se pueden usar antes y durante una infección por COVID 19.

Te recomendamos evitar los siguientes suplementos si presenta síntomas de infección o prueba positiva para COVID-19 debido a la evidencia preclínica de un aumento en la producción de IL-1B y/o IL-18 en las células inmunes infectadas

  • Sambucus nigra (saúco). Es decir, el saúco puede usarse para la prevención, pero debe detenerse si aparece algún síntoma de infección.
  • Extractos de polisacáridos aislados de hongos medicinales o micelio.
  • Echinacea angustifolia y E. Purpurea.
  • Arabinogalactanos del alerce.
  • Vitamina D. Muchas personas tienen deficiencia de vitamina D y se suplementan con esta vitamina para  alcanzar niveles normales.  Tener niveles suficientes de esta vitamina es importante para tener una función inmune, salud ósea y cerebral óptima. Sin embargo, cuando el cuerpo experimenta una inflamación significativa, como puede ocurrir en algunas personas que se enferman gravemente por la infección por COVID-19, la vitamina D debe suspenderse temporalmente. Esto se debe a que la vitamina D puede activar la vía de inflamación específica y la molécula inflamatoria, IL-1B, que caracteriza y contribuye a los síntomas por COVID-19. La vitamina D debe suspenderse mientras los síntomas están presentes y puede reanudarse una vez que se ha recuperado la salud y ya no hay síntomas.

Suscríbase y manténgase al día con las últimas noticias.

Conozca nuestras últimas ofertas:

Redes Sociales

Nuestros post más leídos:

Comparte esta información:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.